PISCINAS ACTUALES Y EFICIENTES

MAI 13, 2019
A menudo asociamos a tener piscina un gran gasto, un mantenimiento costoso, pero conservarla en buenas condiciones y ahorrar es fácil si dispones de los productos adecuados. Tener cuidado de la piscina y seguir los pasos que los profesionales recomiendan para el mantenimiento es imprescindible, pero vestirla con unos buenos accesorios también te ayudará a ahorrar.

Hay que tener muy en cuenta, por ejemplo, los sistemas de depuración y filtrado, ya que deben estar en constante movimiento para asegurar el buen estado del agua. Asimismo, es importante la bomba de la piscina. Ahora hay de velocidad variable: se puede ajustar el funcionamiento según las necesidades de la instalación y del usuario, y elegir la velocidad del motor más adecuada según el caudal. Aumentando y disminuyendo la velocidad de la bomba, se modifica el consumo energético y se puede reducir la energía consumida en más del 85%. Con estas bombas se consigue también un nivel sonoro un 75% inferior al de las bombas de una sola velocidad: su nivel sonoro está por debajo de los 63 decibelios.

Otra forma de ahorrar es utilizar vidrio filtrante activo AFM en vez de arena de silicio, ya que reduce la demanda de cloro y la formación de productos nocivos y así aumenta el rendimiento del filtrado y asegura una calidad óptima del agua. Durante su proceso de activación de energía, se le fijan cargas positivas y negativas que garantizan la desinfección del agua. Previene el crecimiento de biofilm y, en consecuencia, la formación de tricloramina; minimiza el riesgo de contaminación por bacterias y parásitos, y el riesgo químico de contaminación del agua y del aire. El resultado es una piscina más segura para los niños, un entorno más saludable para el personal de la instalación en piscinas públicas y una experiencia más agradable para todos los bañistas. Además, el cristal activo ahorra un 25% de agua en el lavado de los filtros.


EN LA ILUMINACIÓN SE PUEDE AHORRAR MUCHO SI SE INSTALAN ILUMINADORES LED QUE, ADEMÁS DE MEJORAR EL NIVEL DE LUZ, SON FÁCILES DE INSTALAR

En la iluminación de la piscina también se puede ahorrar mucho si se instalan iluminadores LED, como la lámpara Led Lumi Plus 1.11, ya que tienen una vida útil más larga y su consumo es hasta ocho veces inferior al de las lámparas halógenas. Además, mejoran el nivel de luz, son fáciles de instalar y sus colores y diseños se adaptan al gusto del cliente.


LAS PISCINAS SALADAS OFRECEN MÚLTIPLES BENEFICIOS PARA EL CUIDADO PERSONAL, YA QUE EL AGUA ES MÁS SALUDABLE Y CUMPLE FUNCIONES DE TALASOTERAPIA, EVITA LA IRRITACIÓN DE LOS OJOS Y LA PIEL CON LA ELIMINACIÓN DE CLORAMINAS Y PROTEGE EL PELO DE ESTROPEARSE

Desinfectar la piscina con equipos de electrólisis, además de permitir un baño más sano, permite ahorrar un 80% en consumo de productos químicos y un 20% en agua. La cloración salina es el proceso por el que se añade sal común (cloruro sódico) en el agua de la piscina. Este método funciona con un clorador salino en vez de cloro químico, empleando sustancias menos nocivas para la higiene y el cuidado personal. Durante el proceso, a través de la electrólisis el sistema de filtrado genera el cloro gaseoso necesario, que desinfecta el agua y se convierte de nuevo en sal. Se crea así un ciclo cerrado continuo, en el que la pérdida de sal es mínima. Permite conservar el agua y reducir su consumo, y así es más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Este sistema permite una desinfección más eficiente y, por consiguiente, una mayor calidad del agua. Aparte, es menos agresivo gracias a la combinación del cloro con los agentes que se generan durante la electrólisis y la oxidación de la materia orgánica del interior de la piscina, ya que evita la formación de algas y bacterias. Por eso es muy importante valorar su inclusión en las piscinas públicas, teniendo en cuenta la existencia de equipos especializados. Además, su tecnología está altamente probada; en Australia se utiliza desde hace más de treinta años en el 95% de las piscinas. El mantenimiento de unos niveles estables y el bajo consumo de productos químicos generan un importante ahorro económico y de mantenimiento. Gracias a la electrólisis salina, el proceso de regulación y dosificación es automático. Sin embargo, es importante una revisión periódica para asegurar su correcto funcionamiento. Con la ausencia de cloro, se eliminan los riesgos del transporte y la manipulación. Asimismo, las piscinas saladas ofrecen múltiples beneficios para el cuidado personal, ya que el agua es más saludable y cumple funciones de talasoterapia, evita la irritación de los ojos y la piel con la eliminación de cloraminas y protege el pelo de hacerse perder. Además, elimina el exceso de ácido isocianúrico y se considera un antiséptico natural para los tratamientos descongestivos y dermatológicos. Su contenido de yodo proporciona un bronceado más natural. Finalmente, la sensación de baño es más placentero gracias a la concentración de sal en el agua y en nuestro cuerpo (aumenta el confort según el acercamiento de la concentración entre los dos). Gracias a la reducción de la presión osmótica de las células de la piel, retrasa la formación de arrugas.

Por otro lado, tendemos a pensar en la posibilidad de instalar una cubierta en la piscina para mantener el agua a una temperatura más alta que a la intemperie, pero este no es la única ventaja que proporciona: una cubierta evita gran parte de la evaporación e impide la entrada de suciedad en la piscina, con lo cual también se ahorra en agua y mantenimiento. Asimismo, sirve de barrera de seguridad, ya mque evita caídas accidentales al agua.

Finalmente, alargar la temporada de baño es posible con las bombas de calor, una solución económica y ecológica. Una bomba de calorvés un equipo termodinámico. Su principio de funcionamiento es muy sencillo: el equipo capta las calorías del aire exterior para transferirlas directamente al agua de la piscina. El 80% de la energía proviene del aire y el 20%, de una fuente de electricidad.